31 mayo 2008

paraloshijosdetushijos

"papá, mamá, voy a tener un hijo"
... "quiero que viva con la naturaleza como compañera de piso"
... "y lo mejor es que él también querrá tener uno"


Un anuncio precioso de endesa. Lo malo es que no me lo creo, pero bueno, al menos la intención es buena. Dejo el spot completo, que en la tele ya solo ponen el típico reducido de 20 segundos.

29 mayo 2008

fábula del zorro y el principito

esta se una fábula que leí en el space de María Perez de Way, y que me ha gustado mucho.

ENTONCES apareció el zorro:
-¡Buenos días! -dijo el zorro.
-¡Buenos días! -respondió cortésmente el principito que se volvió pero no vío nada.
-Estoy aquí, bajo el manzano -díjo la voz.
-¿Quién eres tú? -preguntó el principito-. ¡Qué bonito eres!
-Soy un zorro -dijo el zorro.
-Ven a jugar conmigo -le propuso el principito-, ¡estoy tan triste!
-No puedo jugar contigo -dijo el zorro-, no estoy domesticado.
-¡Ah, perdón! -dijo el principito.
Pero después de una breve reflexión, añadió:
-¿Qué significa "domesticar"?
-Tú no eres de aquí -dijo el zorro- ¿qué buscas?
-Busco a los hombres -le respondió el principito-. ¿Qué significa "domesticar"?
-Los hombres -dijo el zorro- tienen escopetas y cazan. ¡Es muy molesto! Pero también crían gallinas. Es lo único que les interesa. ¿Tú buscas gallinas?
-No -díjo el principito-. Busco amigos. ¿Qué significa "domesticar"? -volvió a preguntar el principito.
-Es una cosa ya olvidada -dijo el zorro-, significa "crear lazos... "
-¿Crear lazos?
-Efectivamente, verás -dijo el zorro-. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo...
-Comienzo a comprender -dijo el principito-. Hay una flor... creo que ella me ha domesticado...
-Es posible -concedió el zorro-, en la Tierra se ven todo tipo de cosas.
-¡Oh, no es en la Tierra! -exclamó el principito.
El zorro pareció intrigado:
-¿En otro planeta?
-Sí.
-¿Hay cazadores en ese planeta?
-No.
-¡Qué interesante! ¿Y gallinas?
-No.
-Nada es perfecto -suspiró el zorro.
Y después volviendo a su idea:
-Mi vida es muy monótona. Cazo gallinas y los hombres me cazan a mí. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres son iguales; por consiguiente me aburro un poco. Si tú me domesticas, mi vida estará llena de sól. Conoceré el rumor de unos pasos diferentes a todos los demás. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra; los tuyos me llamarán fuera de la madriguera como una música. Y además, ¡mira! ¿Ves allá abajo los campos de trigo? Yo no como pan y por lo tanto el trigo es para mí algo inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada y eso me pone triste. ¡Pero tú tienes los cabellos dorados y será algo maravilloso cuando me domestiques! El trigo, que es dorado también, será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo.

El zorro se calló y miró un buen rato al principito:
-Por favor... domestícame -le dijo.
-Bien quisiera -le respondió el principito pero no tengo mucho tiempo. He de buscar amigos y conocer muchas cosas.
-Sólo se conocen bien las cosas que se domestican -dijo el zorro-. Los hombres ya no fienen tiempo de conocer nada. Lo compran todo hecho en las tiendas. Y como no hay tiendas donde vendan amigos, Ios hombres no tienen ya amigos. ¡Si quieres un amigo, domestícame!
-¿Qué debo hacer? -preguntó el príncipito.
-Debes tener mucha paciencia -respondió el zorro-. Te sentarás al principio ún poco lejos de mí, así, en el suelo; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no me dirás nada. El lenguaje es fuente de malos entendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...

El principito volvió al día siguiente.
-Hubiera sido mejor -dijo el zorro- que vinieras a la misma hora. Si vienes, por ejempló, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto, descubriré así lo que vale la feliçidad. Pero si tú vienes a cualquier hora, nunça sabré cuándo preparar mi corazón... Los ritos son necesarios.
-¿Qué es un rito? -inquirió el principito.
-Es también algo demasiado olvidado -dijo el zorro-. Es lo que hace que un día no se parezca a otro día y que una hora sea diferente a otra. Entre los cazadores, por ejemplo, hay un rito. Los jueves bailan con las muchachas del pueblo. Los jueves entonces son días maravillosos en los que puedo ir de paseo hasta la viña. Si los cazadores no bailaran en día fijo, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.

De esta manera el principito domesticó al zorro. Y cuando se fue acercando eI día de la partida:
-¡Ah! -dijo el zorro-, lloraré.
-Tuya es la culpa -le dijo el principito-, yo no quería hacerte daño, pero tú has querido que te domestique...
-Ciertamente -dijo el zorro.
- Y vas a llorar!, -dijo él principito.
-¡Seguro!
-No ganas nada.
-Gano -dijo el zoro- he ganado a causa del color del trigo.
Y luego añadió:
-Vete a ver las rosas; comprenderás que la tuya es única en el mundo. Volverás a decirme adiós y yo te regalaré un secreto.
El principito se fue a ver las rosas a las que dijo:
-No son nada, ni en nada se parecen a mi rosa. Nadie las ha domesticado ni ustedes han domesticado a nadie. Son como el zorro era antes, que en nada se diferenciaba de otros cien mil zorros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.
Las rosas se sentían molestas oyendo al principito, que continuó diciéndoles:
-Son muy bellas, pero están vacías y nadie daría la vida por ustedes. Cualquiera que las vea podrá creer indudablemente que mí rosa es igual que cualquiera de ustedes. Pero ella se sabe más importante que todas, porque yo la he regado, porque ha sido a ella a la que abrigué con el fanal, porque yo le maté los gusanos (salvo dos o tres que se hicieron mariposas ) y es a ella a la que yo he oído quejarse, alabarse y algunas veces hasta callarse. Porque es mi rosa, en fin.

Y volvió con el zorro.
-Adiós -le dijo.
-Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos.
-Lo esencial es invisible para los ojos -repitió el principito para acordarse.
-Lo que hace más importante a tu rosa, es el tiempo que tú has perdido con ella.
-Es el tiempo que yo he perdido con ella... -repitió el principito para recordarlo.
-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Tú eres responsable de tu rosa...
-Yo soy responsable de mi rosa... -repitió el principito a fin de recordarlo

25 mayo 2008

una razón más para beber cocacola

WARREN BUFFET, presidente de Berkshire Hathaway. Hoy aparece en elpais.com una entrevista a este empresario estadounidense, el hombre más rico del mundo. Como me gusta lo que dice y lo que opina, viniendo de alguien de un mundo que se supone conservador, la referencio aquí. Suelta perlitas como:

"Los bancos se han expuesto demasiado, han asumido demasiados riesgos. Así que el problema es evidentemente de los bancos. Son quienes tienen la culpa. No hay por qué echársela a nadie más." quizá una opinión demasiado simplista pero no por ello tiene que ser menos acertada si de simplificar se trata.

Hablando de los demócratas y las próximas elecciones estadounidenses dice "Estoy más cercano a sus ideas sobre el sistema de impuestos, sobre el modelo sanitario, sobre el derecho al aborto, el derecho de la mujer a elegir si quiere tener un hijo o no." Que me parece una buena forma de resumir lo que te hace ser de una u otra ideología.

Bueno... nada más, recomiendo leerla y seguir bebiendo cocacola ;)

24 mayo 2008

19 mayo 2008

sobre la mentira

Las mentiras o "verdades a medias", que vienen a ser lo mismo o peor, porque finge sinceridad en la ocultación deliberada de aquello sobre lo que "no se miente" o se dice "la verdad", es de lo que habla un artículo de elpaís. De mentiras en política y del que saco estas frases con las que empieza, extensibles a cualquier mentira:
"No creo que a nadie le guste que le mientan. Ni siquiera, por paradójico que parezca, a los que mienten. Cuando nos mienten, algo se rompe. El contrato de sinceridad que se establece entre dos personas sufre una profunda herida si uno de los dos decide no respetarlo."

De lo que no habla el artículo es de las razones que llevan a mentir. A veces se miente con buena intención, de hecho creo que la mayoría de ellas son así -tiendo a pensar bien de la gente-, pero en cualquier caso, sigue siendo una mentira. Y siempre es mejor una verdad -aun siendo dolorosa o preocupante- que una mentira. Es ese contrato de sinceridad, de confianza, lo que siempre está en juego y se rompe con facilidad. En cualquier caso, siendo honesto no salen mentiras.

sobre igualdad y rentas

Es enormemente condicionante en un país la distribución de su riqueza, y tengo por principio que la menor diferencia entre ricos y pobres es la mejor de ellas (sin llegar a caer en el tópico absurdo comunista). Creo que la correcta distribución de la riqueza en un país, evita la necesidad de "dar limosna" -que tantos votos da, por otro lado- y crea la sensación real en la población de tener las mismas posibilidades que los demás por méritos propios y no a costa de ayudas o "limosnas" del papá estado.

Si por ejemplo, hay muy pobres -es decir, hay muy ricos- y éstos quieren ir a la universidad, hay que darles becas. Si la riqueza se reparte mejor (los pobres, menos pobres y los ricos, menos ricos) los pobres podrán también ir a la universidad y ya no requerirán que papá estado les deje o tenga a bien darles la ayudita, sino que por propia decisión y recursos podrá ir. Será cuestión entonces de querer, y no de poder o depender de otro, aumentando así las libertades individuales de todos, al no tener solo la posibilidad real (que en el fondo, la realidad es la misma mediante ayuda que mediante recursos propios), sino la sensación interiorizada de que es solo cuestión de querer, y hacer realidad el "querer es poder".
Y muchos dirán: bueno, en realidad el que quiere ir a la universidad, si estudia mucho, le darán la beca y podrá ir. ¿pero a costa de qué? No solo hablo de cuestiones fundamentales a las que destinar nuestra vida. Está claro que si destintas absolutamente todos tus recursos a un fin, lo consigues. Pero la vida, por suerte, no es unidireccional y es multinecesidad. No todo es estudiar o trabajar; la felicidad requiere de algo más.

La distribución correcta de riqueza es justicia, no solo material -el hecho físico de hacerlo- sino también interior -el hecho sensacional de poder hacerlo por uno mismo, sin depender de otro, el estado-

Y todo esto, por el reportaje sobre la distribución de la riqueza en Brasil. el 10% de la población posee el 75% de los recursos, y esto no ha variado en mucho tiempo a pesar de los últimos años de gobierno "socialista". Es evidente que les toca dejar de "dar limosna" y ponerse a lo verdaderamente importante, redistribuir.

18 mayo 2008

vídeo

Me encanta este video. Hoy me vino a la mente al oír otra canción de ella. Me encanta el globo a lo mary poppins, la aspiradora en el suelo de tierra, la pesca en el agujero en el hielo. La casa helada con el calendario de fondo. ahí lo dejo. Por cierto, es "me voy" de Julieta Venegas.

12 mayo 2008

cementerios

Hoy leo en elpaís.com un reportaje, el cementerio muerto. Habla del cementerio de fisterra, una obra de César Portela del que ya tenía conocimiento y que ya me emocionó cuando se terminó de construir y nos hablaron de él en la universidad.

Siempre he sido reacio a los cementerios; creo que he ido tres veces: dos de visita y una vez a un entierro. Ninguna vez me gustó, en el entierro lo pasé mal. Evité ir la última vez que tuve la ocasión. No fue porque me diera menos lástima la pérdida. Tampoco porque "no tuviera que ir", simplemente podía evitar ir, y lo evité.

Siempre he sido -y por eso me he hecho arquitecto- un amante de los lugares maravillosos, de los espacios con buenos valores, que hagan tu vida mejor, que te hagan estar a gusto sin darte cuenta, y estoy incómodo en los espacios que no son así.

Los cementerios son esos lugares tristes, en un lugar que nadie quiere y un espacio que a nadie le interesa. Los caminos son cutres, las flores deprimentes por su significado y las placas lamentables en su afán por disculpar el escaso valor que se da a lo que ellas ocultan. Se apiña en ellos los cadáveres de los seres queridos como se guarda en un trastero el trasto viejo que nadie quiere usar y que nos negamos a que siga el curso de su vida -pensando positivamente, el reciclaje-.

Yo quiero reciclarme, y que sea rápido: cremación. Es una pena que esté prohibido esparcir las cenizas de humanos en espacios naturales, creo que sería lo más bonito que nos podría pasar. De hecho a mí me gustaría que fuera en el mar (y espero que llegado el momento, quien tenga la potestad para hacerlo, se arriesgue a pagar la multa correspondiente). Nos vemos obligados -por ecología, (creo q es la razón en que se fundamenta la ley, al parecer somos tóxicos una vez quemados) a guardar las cenizas de lo que somos en algún lugar; en casa -no me importaría tener un lugar cuidado en casa de alguien para quien haya significado yo lo suficiente- o bien, si no se da el caso de la liberación de prejuicios respecto a la muerte para que eso se produzca, en un cementerio, lejos de la vida de toda persona viva. Y ahí llego a este cementerio. Naturaleza, dignidad y océano, gran océano libre. No he visto mejor lugar para el -obligado por la ley ya mencionada- eterno descanso.

De ahí que no entienda que siga vacío. Dicen que los habitantes del pueblo no lo solicitan, pero entiendo en el reportaje que de hecho aún no se ha puesto en uso por lamentable burocracia. ¿cómo se solicita ser enterrado en un lugar que no está puesto en uso? ¿esperamos 5 años a que termine la burocracia con el cuerpo en el congelador?. Que acaben ya, y que den un lugar deseable, que haga la visión de estar muerto un poco más agradable.